TRABAJAR EN CASA: pros y contras.

¡¡¡¡Hola!!!!

(los muchos signos de admiración significan que los extrañé).

Ya regresé de mi pachanga, bueno no; no andaba de pachanga luego les cuento antes de que se me vaya la idea…

Y es que ya tengo 3 meses trabajando en casa y quería contarles mi experiencia. No, no me corrieron. Sí, sigo trabajando donde mismo, sólo que nos mandaron a casa y ya no estamos en una oficina de godínez.

 15-cosas-que-suceden-cuanto-tus-colegas-se-convierten-en-tus-amigos-5

Cuando recién nos dieron la noticia fueron demasiados sentimientos encontrados, pero el que a mi me pegaba más, era el saber que ya no vería a mis compañeritos; ahí donde me ven si los quería ❤ digo, los quiero.

Processed with Rookie Cam

Sé que el home office ya existía desde hace miles de años, pero creo que cada vez se hace más popular en especial para nosotros la chavada (dijo la que va cumplir 24). Así que por eso, y para que no les digan, no les cuenten, quise enumerarles algunos de los pros y contras de trabajar en casa. Empecemos…

PROS 

rs_640x607-150605111055-giphy

  • Puedes trabajar en pijama. Oh si, definitivamente este es de mis favoritos. Para los que nos da un poquito de flojera darnos producción por la mañana, éste punto viene a caernos de maravilla.
  • Te puedes levantar a tu hora de entrada. Yes, así como escuchaste. Si es que tienes horario de entrada como yo, puedes levantarte justo a la hora y no estás llegando tarde. Claaaaro, yo me levanto 5 min antes #PorqueResponsable.
  • Puedes trabajar donde sea. Si te quieres ir a la playa, a la casa de la abuela o con el crush (ah no verdad este no), puedes irte siempre y cuando tengas internet y tu computadora, claro.
  • Desayuno/comida en cama. Pues claro, puedes desayunar o comer a la hora que quieras si es que no tienes un horario de comida establecido.
  • No te bañes si no quieres. Yo sé que muchos cochinitos en su mente están pensando -¡Yei!- Pero es cierto, si trabajas desde tu casa nadie te va a estar oliendo, así que si un día te saltaste tu baño no pasa nada.
  • Nadie verá tus malas caras. Así es, si eres de los que voltean los ojos cuando otros hablan, trabajar desde casa te va evitar muchos problemas. Podrás hacer caras, enojos, gritarle a la pantalla, pero al final terminarás escribiendo con amor.
  • ¿Dolor? A la cama. No malinterpretes. O sea, si te duele la panza o algo así puedes tomar tu compu, acurrucarte en tu cama y seguir trabajando sin problema.
  • Sólo cámbiate de la cintura para arriba. Esto es bien divertido, y es que si tienes una junta con tu jefe/cliente/líder/crush del trabajo sólo tienes que peinarte (lo más importante) y ponerte una blusa bonita. No importa si andas en calzones o miserias, nadie verá nada porque la cámara sólo enfoca tu cara. ¿Está padre el truco no?
  •  Limpia si tienes tiempo. Léeme bien porque sino me puedo meter en problemas, SÓLO SI TIENES TIEMPO, si ya terminaste tus actividades, puedes levantarte de la silla/cama/comedor e ir a hacer una actividad que no tenga nada que ver con el trabajo.
  • Ahorro en gasolina. Claro, si tu trabajo te quedaba a la otra punta de la ciudad (como el mío) es obvio que vas a ahorrar gasolina; pero no te dejes deslumbrar por ésto, gastarás en otras cosas.

CONTRAS

30-cosas-que-las-mujeres-de-30-solteras-están-cansadas-de-escuchar-27

  • Sin convivencia. Aunque seas un forever alone o hater de marca, va llegar un momento en el que vas a extrañar la interacción humana, esa que va más allá del “jajaja” virtual. Créeme, lo estoy viviendo.
  • Gastos y más gastos. Como te había dicho en uno de los puntos de arriba, ahorras en unas cosas pero gastas en otras. Por ejemplo: luz, agua, internet, adaptación del lugar donde trabajarás, por sólo mencionar algunas.
  • ¿Sin lugar donde trabajar? Este es importante, a lo mejor no tienes cuarto propio, o simplemente no hay un lugar en tu casa donde puedas estar tranquilamente trabajando, entonces esta modalidad te será muy difícil. O simplemente tendrás que adaptar un lugar, que la verdad sí te costará porque estamos hablando de mesa y silla mínimo…
  • Internet, infinitamente lento. Sí, estos servidores de internet siempre la riegan con algo. En mi caso mi internet es un asco, entonces a veces puedo estar libremente conectada por toda la casa y otras tengo que estar pegada al módem como compu vieja.
  • Se fue la luz, se fue la paga, se fue el trabajo. También nuestro querido servicio de luz, a veces, digo no siempre eh no vayan a creer… se va la luz, entonces te quedas sin trabajar, y déjame decirte que si no trabajas no ganas, así de sencillo.
  • En el verano, mueres de calor. A menos que no seas como yo, que no tiene aire en su cuarto, el verano será la peor época para trabajar. Por ejemplo: mi cuarto es un sauna en estas fechas.
  • Aburrimiento everywhere. Como no convives con nadie (físicamente), comienzas a odiar tu casa… Lo que me lleva al siguiente punto.
  • Querer salir corriendo de ahí. En efecto, cuando estaba en una oficina a las puras 5 quería salir corriendo de ahí y nunca regresar (aunque al siguiente día tenía que hacerlo), pero ahora que estoy en casa quiero salir corriendo de mi casa y mi madre termina diciéndome vaga. #PorqueIronía
  • No te puedes despegar de la compu. Aunque muchos digan: -¡YOLO! Trabajas desde casa, vamos a salir- Sabes que tu respuesta siempre será: -No puedo, estoy trabajando- Y es que es tan difícil que te tomen en serio con esas pijamas de avioncito, pero al final es tu triste realidad.
  • Si trabajas en casa, no trabajas. Ah pero eso sí, tú no trabajas por el simple hecho de no dejar tu casa. Y cómo cree que se pagan las cuentas oiga…
  • Menos abrazos/regalos/sorpresas en tu cumpleaños. Un minuto de silencio por favor que este punto es el que más me pegó. Los cumpleaños en las oficinas son perfectos, enserio perfectos. Llegar y ver adornado tu lugar con globitos, post-its recién robados del compañero y uno que otro regalito ¡es lo máximo! (se le cae una lágrima). Y aunque dentro de ti ya sabes que te van a adornar, es una emoción saber cómo lo harán; ¿escogerán tu color favorito? ¿te dejarán corona este año? o la más importante ¿de qué sabor será tu pastel? Así que sí, el estar en casa sola con mis papás y no empezar el día recibiendo sorpresas si me pone un poco triste.

Creo que ya fue demasiada proyección aclaración de estos puntos, así que mi mejor consejo para ti sería el siguiente:

Toma en cuenta TODOS en verdad, TODOS los puntos que tengas a tu favor o contra. Piensa en el pago, en el tiempo, en las actividades, en los gastos y en tu familia/esposo(a) si es que lo hay y tómalos en cuenta. Yo sé que parece lo más sencillo del mundo, pero no todos fueron creados para trabajar de home office. Se necesita demasiada responsabilidad y amor al trabajo para hacerlo.

Espero haberte ayudado y no desanimado, ¡hasta pronto!

 

Ah y por si te quedó la duda, cumplo años el 11 de agosto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s