Sinceridad.

Mi mamá solía decirme siempre así:

“Mientras tú digas la verdad, todo va estar bien”… 

Y yo le creí. Yo sabía que por más más grave que fuera el asunto, si yo decía la verdad siempre íbamos a encontrar una manera de solucionarlo; en verdad, por más grave. Toda mi vida he vivido con ese pensamiento y he tratado de aplicarlo en cada área de mi vida. Y eso no quiere decir que siempre haya sido totalmente sincera, claro que no, ahí donde me ven no soy perfecta, muchas veces he metido el pie (la pata).

Pero bueno, aquí lo importante es que no te mientas a ti y no le mientas a las personas que te quieren. ¿Quieres tener éxito? Vive diferente. ¿Quieres ser reconocido? No hagas lo mismo que los demás. Y eso aplica para en todo.

Si tu mamá te dice que no está en casa cuando llega el cobrador, dile que no la puede recibir en estos momentos; te evitas mentir y la persona quizá lo entienda. Si tu jefe hace tranzas, tú no las hagas, mantente integro; recuerda que estamos hablando de tu ética. Y si no quieres decir algo de tu vida persona, no lo hagas y ya; en vez de elaborar una mentira que después saldrá a la luz, es mejor decir la verdad y tener la frente en alto ¿no crees?.

Es una reflexión pequeña, sencilla y hasta absurda si lo quieres ver así. Pero te aseguro que aplicarla, hará que al final tu vida sea más sencilla.

¡Hasta pronto!

 

Por cierto, si empiezas a aplicar la “Sinceridad” me encantaría saber cómo te fue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s