El reencuentro. 

Es una tarde normal, hasta se podría decir que tranquila. Salí de trabajar y el sol aún estaba esperándome. Prendí el carro, le subí el volumen a la radio y simplemente tomé mi camino. 

Las mismas calles, los mismos altos y hasta los mismos baches. Todo era igual. Soy de la creencia que la vida te puede sorprender en cualquier momento, pero no creí que me fuera a pasar a mi; no este día. 

Me distrajé por un instante y casi no veía el carro que iba a salir del estacionamiento. Pusé mi mirada matadora para voltear a ver al indiviudo, digo, al fin y al cabo no era del todo culpa mía ¿verdad? 

Pero justo al voltear, casi pude escuchar la risa del destino riéndose en mi cara. Ahí estabas tú. Después de 6 meses sin saber de ti. Después de 6 meses sin hablar. Después de 6 meses en que todo terminó sin siquiera iniciar. 

No sé si me reconociste. Aunque claro que tuviste que hacerlo, tenías el carro frente a ti. Sonreíste; espero que haya sido de gusto. Y aunque no hubo tiempo de saludar, como en otras ocasiones las palabras nos sobraron.

Ahora sé que estás bien y tú sabes que yo estoy bien. Lo único que queda al aire es saber si separados estamos mejor… 

Anuncios

One thought on “El reencuentro. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s