Cómo volverse loco en 10 días: versión piñatas.

Hola mis queridos lectores, si son observadores se podrán haber dado cuenta que estuve ausente por una semana, y si no se dieron cuenta tache eh! porque quiere decir que no están al pendiente. Pero en fin yo así los amo, sigamos con esto…  

En esta entrada, les voy a contar de mi locura más reciente pero de la que nunca me arrepentiría. Resulta que yo tengo una sobrina Valentina, a la que quiero mucho, la verdad no soy muy de niños, pero ella saca esa parte de mi. Tanto que si 100 veces me pide que le cante la patita Lulú, las 100 veces se la canto. Es tan bonita, gorda, pelo chino y preguntona, pero tiene un carisma impresionante. Así se las voy a poner, me atrevo a decir que es la hija que en un futuro lejano quisiera tener (para que se den una idea). Osea, como resultado ella obtiene todo de mi.

Faltaban exactamente 10 días para su cumpleaños, cuando hablando entre familia desdimos que el cumpleaños #3 no podía pasar por alto y teníamos que celebrarlo. Muchos decían que era muy apresurado, y que no había suficiente tiempo. Pero yo con mis dotes de gestora recién graduada y como súper héroe con el viento a su favor asegure que si se podía. (Y que me hacen caso).        

Iniciamos con algo sencillo, la lista de lo necesario para la fiesta; que incluye el local, la comida, los desechables, los arreglos, los dulces, piñata, refrescos, pastel y de más… Este es el momento donde los padres se infartan al ver todo lo que ocupan. Un punto básico y del cual yo creo que parte todo, es la temática o en este caso el personaje que vaya ser para la fiesta, de ahí depende toda la decoración. En el caso de mi sobrina, ella eligió la Mimmie así que todo era de ese personaje, incluyendo su traje. Una vez que ya pensaste todo lo anterior, sigue el momento triste (diría mi papá) de pagar. Si, tienes que comprar absolutamente todo en la lista y dejar dinero extra porque a ultima hora siempre falta algo. En nuestro caso, mi prima fue comprando los dulces, las bolsitas, los desechables y todo los materiales para hacer los arreglos de mesa, porque déjenme decirles que todo fue 100% hecho a mano. Lo que nos lleva al momento más largo, que es el hacer, el recortar, el pegar, el cortar, todos esos detallitos que le dan el toque a la fiesta, este es el momento donde los haces, y créeme que puedes pedir la ayuda que sea necesaria. Los días pasan, y entre más te acerques a la fecha más trabajo vas a tener, y más estresados van a andar. La comida y el pastel son cosas que tienes que dejar para el último día, así como las compras repentinas que nunca faltan. Solo recuerda que todo lo haces por la felicidad de esa personita…

Yo no me puedo quejar, me divertí mucho haciendo los arreglos y dando las vueltas por las cosas. Y es que hasta salí costurera! Yo quede en vestirme como mi sobrina porque iba a andar jugando con los niños y bailando, pero resulta que nadie me pudo hacer mi falda, y faltando 3 horas para que iniciara la fiesta me puse a coser a mano, y no me quedo mal eh… Todo salió muy bien, la beba se divirtió y tengo que aceptar que yo también.    

Les dejo fotos del proceso! 🙂 

ImagenImagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

ImagenImagen

 

Imagen

Imagen

 

 

 

 

 

 

ImagenImagen

Vuélvanse locos por una sonrisa.                             

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s