Pequeñas tonterías.

¿Te has puesto a pensar alguna vez que somos felices con tan poco?
Que a veces con tan sólo una sola sonrisa basta para alegrarnos. Un buenos días, un cómo estas, un te extraño, o incluso hasta un buenas noches. Palabras, sonrisas, acciones, pensamientos, todas esas cosas sencillas que logran un momento de felicidad.
Tontear. Wow. Es lo mejor que me puede pasar, es con lo que me puedes poner feliz. Soy una persona que para bien o para mal, no pide mucho. No soy rica, no tengo carro, ni lujos. Yo solo pido y aunque suene cursi, amor. Si, amor. Solo eso. Amor, porque de él se deriva la sinceridad aunque a veces duela. Pido amor, porque de con él viene la entrega, la pasión, el tiempo compartido, pero sobre todo vienen las tonterías.
Tonterías derivadas de momentos de felicidad, donde no paramos de reírnos como locos, esos momentos son los que llevo conmigo. Y ahora tengo que aceptar que extraño las tonterías. Cuando se acaban, ¿De qué vamos a reír? Y cómo vamos a poder ser felices sin ellas…
Tal vez hemos olvidado eso. Tal vez hemos olvidado el reírnos de todo. Y te lo pido de todo corazón, recuerda. Ponte a pensar en todos esos momentos de felicidad y dime si eso pesa más que los problemas. Pon en una balanza y dime que pesa más.

Tu decides si hacemos tonterías o seguimos igual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s