La pareja en el camión.

En la mañana salí de mi casa para tomar el camión como es de costumbre, me subí, me puse los audífonos y en el track me esperaba Total eclipse of the heart en versión acústica, así que me sentía en un drama de película.
Frente a mí venía sentada una señora, y frente a ella estaba una pareja muy peculiar diría yo. Dos adolescentes. Él la abrazaba y ella tenía su cabeza puesta sobre sus hombros.
No les tome importancia así que seguí con mi canción volteando hacia la ventana. Fue extraño por qué en el clímax voltee mi cabeza y los peculiares adolescentes se estaban besando, que digo besando, se estaban tragando. Pareciera que, bueno, no quiero entrar en detalles…
Creo que el verlos, nos ponía a todos incomodos, haciéndonos voltear hacia otro lado. Obviamente a ellos no les importaba, era como si estuvieran solos.
Durante 30 minutos yo me acabe 5 canciones, y ellos seguían en lo suyo. Tengo que ser sincera, en mi mente llegue a pensar en gritarles: “Get a room” pero no quise ser grosera…
De repente ella voltea para atrás y la señora le dice algo, regresa su mirada y el chico la esta esperando. Se dicen algo y se vuelven a besar más apasionadamente que antes. ¿Cómo puede eso ser posible? No tengo la menor idea.

Se abrazan y alcanzo a leer los labios de ella que le dice:
– ¿Aquí te vas a bajar?
– Si. Contesta él.
Se despiden cómo si nunca se fueran a ver, y en mi mente pienso “Que exagerados vean se mañana” (en mis momentos anti romántica).
La señora corta el momento y le dice al chico:
– Ya aquí te vas a bajar.
La chica enojada le responde:
– Ya sabemos mamá.

OMG! Era su mamá, ósea se estaba besando frente a su mamá, lo cual me perturbo un poco, pero no es el punto. Durante 3 minutos que tardo en llegar a la esquina el camión, ellos se miraban, se decían cosas y se besaban, cómo si no se quisieran dejar ir.
El chico se levanta y aun cuando da la vuelta para bajarse, se gira de nuevo para tomarla de la cara y darle otro beso. Prácticamente lo tuvieron que bajar porque el camionera ya se tenia que ir. Él se fue. Ella se quedo arriba.
Fueron 5 minutos de silencio, ella volteaba a ver la ventana cómo si esperara que el apareciera, pero no lo hizo.
Llegamos a la central camionera, su mamá se levanto y dijo:
– Es hora.
Tomo sus maletas y cruzó el pasillo para bajarse. Cómo no queriendo abandonar el asiento, la chica se tuvo que parar. Justo cuando dio vuelta me me miro con sus ojos tristes y llenos de lagrimas, cruzo el pasillo y se bajo del camión.

No sé que le pasó, no sé si se fue de la ciudad y aquella era la ultima vez que vio a su amado, no sé si su mamá la obligaba a irse, en realidad no lo sé. Solo pude sentir su dolor e imaginarme cómo me sentiría yo en su lugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s