Gracias.

Son muchas bondades, muchas virtudes y todas de Gracia. Porque nadie es tan perfecto como para merecer lo bueno por sí solo.

No les voy a hablar de religión, eso seria meterse en un campo de batalla. Vamos a partir de que respeto sus creencias y ustedes las mías.

Venia en el camión, rumbo a mis clases. Había tenido una discusión por la mañana con mi madre, ya saben, diferentes formas de pensar. Venia muy inmersa en mi mundo, con mi música, mis problemas sencillos con solución y mis pensamientos. De pronto escucho risas, volteo y es un chico y una chica platicando. Ella se baja del camión y él aun riéndose se despide. De pronto se levanta para cambiarse de asiento, justo enfrente de mi, y noto que tiene problemas para caminar, sus piernas se ven frágiles y pequeñas y con mucho esfuerzo se mueve. La verdad no pude evitar quedarmele viendo, no por lastima sino por admiración hacia su fortaleza. No sé si siento mi mirada, pero voltio hacia atrás y me sonrió.

¿Sonrió? Si. Sonrió y fue tan natural para él. Mi mente torcida pensó: ¿Cómo puedes sonreír si tienes problemas al caminar? (Un zape sacudió mi cabeza…)

De verdad mis problemas no son nada, y me preocupo más por ellos, dandole más importancia en vez de estar agradecida por todo bueno que tengo. Puede sonar muy trillado pero es verdad. Estar agradecida por que tengo salud, vida, amor, familia, amistades, una casa donde vivir, y aunque ahorita no tengo dinero, no sufro de carencias. Todo eso es lo que debería de importar.

Yo no sé tus creencias, pero si creo que es importante que nos demos un tiempo para agradecer todo lo que tenemos. No voy a decir que te hace una mejor persona, pero si una que es consciente de lo que tiene.

Gracias a mis papas por apoyarme en mis estudios, a mi hermano por darle la chispa a mi vida, a mis amigos y amigas por apoyarme y estar conmigo, a mi novio por impulsarme a ser una mejor “yo” y quererme, a mis maestros por tomarse la dedicación de enseñarme, a todas esas personas con las que la vida me ha hecho coincidir haciéndome madurar, a mis jefes o directores con los que he trabajado y que me han guiado por un buen camino, a todas esas personas con las que me eh enojado ya que me han enseñado paciencia, a las series de TV por entretenerme en mis tiempos libres, a Dios por ponerme justo donde estoy, y de más… Siento que la lista es extensa, pero es un pequeño agradecimiento 🙂

20131007-160511.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s